Toni Kroos da vida a Alemania en los últimos minutos

Pacífico News | Seis días luego de fallar ante México, Toni Kroos salvó a Alemania tras un agónico partido que estaba a puntito de dejar a Alemania al filo del abismo. Un libre directo en el descuento le bastó al medio-centro blanco, tras un partido infestado de abundantes fallos por su lado, para darle la victoria por dos-1 a su equipo frente a una selección sueca que le plantó cara a la campeona a lo largo de los noventa minutos. La situación en el conjunto F queda más conveniente a la Mannschaft de lo que se aguardaba ya antes de comenzar el descuento, si bien una victoria ante Corea del S., si no va acompañada de otros condicionantes, podría no ser suficiente para estar entre las 16 mejores selecciones que continúen en Rusia 2018.
Löw debía reaccionar tras el trastazo inicial ante México y lo hizo mudando su once en 4 situaciones respecto a la derrota frente al Tricolor mexicana. Funcionó. La Mannschaft brincó al campo de Sochi con mucho carácter, se hizo con el esférico y ostentó un 90 por ciento de la posesión a lo largo de los primeros 20 minutos. Las ocasiones asimismo llegaron. Entre Reus y Draxler, los más inspirados en el cuadro alemán, pusieron en serios apuros a la zaga sueca, que no era capaz de quitarse el riesgo de encima.

Cuando Alemania estaba desesperada apareció Tony Croos

El primero estaba al caer, mas un pisotón de Toivonen (involuntariamente) en la cara de Rudy descompuso al cuadro teutón. El medio-centro no paraba de sangrar por la nariz y los de Löw se quedaron con diez a lo largo de unos largos minutos que le sirvieron a los de Andersson para resucitar. Berg estuvo a puntito de dar la sorpresa tras un grave fallo de Rüdiger que quedó en un susto tras un empujón claro de Boateng en el área. La segunda no la excusaron. Kroos le entregó el cuero a Berg y la contra acabó con Toivonen batiendo a Neuer de vaselina.

Berg le pudo dar la puntilla a la campeona de cabeza en el descuento del reposo, mas se chocó con el estelar meta del Bayern. Frente al abismo tocaba sacar pecho y de esta manera sucedió. El imperial Reus se aprovechó de un enorme centro de Werner para poner las tablas y el propio Kroos estuvo a puntito de corregir sus abundantes fallos con un disparo lejano que salió rozando el palo. Alemania puso toda la carne en el asador para desmoronar el autobús sueco, contaba las ocasiones por minuto, se quedó con diez tras la expulsión de Boateng.

Mas estaba Kroos. Cuando toda Alemania andaba agobiada y hacía cábalas, apareció el astro madridista. De la nada. Había cometido un número de fallos indigno de él, apenas había aparecido a lo largo de los noventa minutos debido al buen marcaje de los suecos, aunque aún le quedaba una bala. Un libre directo en el lateral izquierdo del área. Kroos puso el cuero (balón) con mucha paciencia, apuntó a la escuadra y desató la insensatez en Alemania con un disparo que reventó en la escuadra sueca. El fútbol. Una actuación gris que quedó en nada gracias a la calidad que tiene la diestra de T. Kroos. Y un país que respira gracias a él.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies