La violencia continua en Nicaragua 2 muertos y 5 heridos

Pacífico News | Por lo menos 2 personas murieron el día de ayer (13/07/2018) en la urbe nicaragüense de Masaya, donde la policía utilizó armamento pesado contra los participantes de la manifestación, mientras que 5 universitarios que se hallaban atrincherados en un circuito resultaron heridos, tras un alegato del presidente del país, Daniel Ortega.

Un fuerte combate se desató en Masaya (sudeste), símbolo del alzamiento popular contra Ortega, una vez que el líder nicaragüense diera un alegato con el que concluyó el festejo sandinista del “repliegue”.

El empleo de armamento pesado por la parte de la policía antimotines fue constatado por la agencia de noticias Efe a lo largo del enfrentamiento.

El combate tuvo como epicentro el Parque Central de Masaya, donde desemboca el distrito indígena de Monimbó, aún lleno de barricadas y el último gran bastión de los participantes de la manifestación que se han levantado contra Ortega para demandar su renuncia.

Todo empezó cuando Ortega concluía su alegato en una comisaría de policía, rodeado de un fuerte operativo de seguridad compuesto por las llamadas “fuerzas combinadas”, que integran policías, parapolicías, antimotines y paramilitares.

Esta vez, el presidente asimismo contaba con un círculo de seguridad compuesto por miembros de la Juventud Sandinista, vestidos de negro, identificados con sus logotipos y armados con pistolas.

Cuando Ortega pronunciaba sus últimas palabras, sonó un disparo que desató la tensión en la caravana oficialista, compuesta por miles y miles de simpatizantes.

La imagen contrastó con la que registraron las cámaras de los medios oficiales a la llegada del líder, que conducía sonriente acompañado por su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

De manera inmediata los policías procuraron de qué manera resguardarse de las balas para escoltar a Ortega, mientras que otro conjunto se dirigía al Parque Central.

Del otro lado, los opositores se habían atrincherado tras los “tranques”, como llaman a sus barricadas.

Allá uno de sus líderes de las revueltas populares, quien prefirió esconder su identidad, explicó a la agencia Efe que “la rendición no se contempla” en su léxico.

“Ser sandinista es estar contra la tiranía, de ahí que Ortega es somocista si bien se envuelva en la bandera del sandinismo”, añadió otro participante de la manifestación en referencia al dictador Anastasio Somoza, al que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) derrotó en 1979.

Las fuerzas de seguridad tambien actuaron en las instalaciones de la Universidad Nacional (UNAN)

El ataque armado de las fuerzas de seguridad y parapoliciales fue simultáneo en otro punto: la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde se hallaba atrincherado un conjunto de universitarios desde mayo pasado para protestar contra Ortega.

Ese ataque dejó cuando menos 5 estudiantes heridos que en un primer instante fueron atendidos en la parroquia Divina Clemencia, cerca del circuito de la UNAN-Managua, en el sur de la urbe, donde evacuaron a cientos y cientos de estudiantes.

Los estudiantes explicaron que fueron atacados por sorpresa con armas de guerra por las “fuerzas combinadas” mientras que Ortega acababa su alegato.

“Los estudiantes de la UNAN #Nicaragua habían abierto una discusión días atrás para una desocupación espontánea y pacífica. La contestación que reciben: un ataque inaceptable. Se debe cesar fuego y permitir la entrada de la Comisión de Verificación y Seguridad”, escribió el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, en Twitter.

El Gobierno había advertido de antemano de que las clases habrían de ser restituidas en la UNAN-Managua.

Los estudiantes, que fueron expulsados de la universidad, usaban el campus como cobijo de jóvenes participantes de la manifestación que temían represalias de las autoridades por protestar contra Ortega.

Tras ser desalojados por fuerza, ese conjunto de estudiantes se refugió en la casa cural de la parroquia Divina Clemencia de Managua, al lado de 4 cronistas, donde continuaban asediados por un conjunto de parapolicías y paramilitares, que no les dejan salir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies