La UE le exige a Zapatero que aclare su papel en Venezuela

Pacífico News | La Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, ha confirmado a Beatriz Becerra vicepresidenta de la subocimisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo que el ex-presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, “no es un interlocutor reconocido por la UE” en su papel de intercesor en Venezuela.

De esta manera, tal como confirma Becerra a un diario español, “la contestación de Mogherini confirma que Zapatero no representa a la Unión Europea”. Por este motivo, solicitan al ex-presidente del Gobierno de España que aclare “por qué lleva semanas en Caracas, qué hace y para quién está trabajando”.

“Debería excusarse por haber criticado a la UE por las sanciones impuestas contra los jefes del régimen. Ha malversado el prestigio que le da haber sido presidente del Gobierno de un Estado Miembro de la Unión”, explica Becerra que, exactamente, se halla en la frontera de Colombia con Venezuela en misión de la Eurocámara, para revisar el alcance de la crisis humanitaria que padecen los venezolanos.

El mes pasado de abril, Becerra se dirigió por escrito a la Alta Representante para solicitarle que aclarara 3 cuestiones:

Si Zapatero era “un interlocutor reconocido por la Unión Europea para llevar mensajes en su representación”.
Si “se considera o bien se ha considerado al Sr Rodríguez Zapatero como un interlocutor de la Unión Europea en las asambleas en las que participa” la propia Mogherini
Y si la Alta Representante “ha mantenido algún contacto últimamente con el Sr Rodríguez Zapatero para abordar la crisis venezolana”.
Mogherini es indudable en su contestación, a la que ha tenido acceso este periódico: “La contestación a las 3 preguntas elaboradas por Su Señoría es negativa”, y recuerda que Zapatero comenzó su mediación “bajo los auspicios de la Unión de Naciones Suramericanas”, quedando claro que actúa al lado de la UE.

Zapatero no “no representa a Europa, ¿Que hace ahí?

El ex-gobernante de España, José Luis Rodríguez Zapatero, esta en Venezuela desde el mes de mayo, mes en el que se llevaron a cabo las elecciones presidenciales del país de Sudamérica.

Decenas y decenas de asociaciones como un numero importante de instituciones expresaron su gran preocupación en frente de las distintas irregularidades a lo largo de la convocatoria y el proceso electoral, incluyendo la inhabilitación de aspirantes, el óbice de participación de partidos opositores, la carencia de competencias constitucionales de la Reunión Constituyente para convocar a elecciones, la carencia de tiempo para los lapsos establecidos en la normativa electoral y la adquisición de votos.

El expresidente del Gobierno de España fue, gracias en buena medida a su papel en las ineficaces negociaciones entre Gobierno y oposición, la cara más perceptible de los observadores internacionales en la cita. El miembro del Congreso de los Diputados opositor Julio Borges, uno de los primordiales promotores de la abstención, rechazó la presencia de Zapatero al asegurar que era “un contrincante del país que acredita el fraude”.

Tras los comicios, el expresidente de España, Rodríguez Zapatero insistió en el diálogo entre Gobierno y oposición y solicitó a los aspirantes opositores derrotados examinar sus demandas por los cauces “contemplados frente al Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

“Tienen todo el derecho a establecer una impugnación de los hechos que han puesto sobre la mesa, es parte del ejercicio democrático y esa impugnación va a tener en su caso que sustanciarse por medio de los cauces que estén contemplados”, mantuvo Rodríguez Zapatero en entrevista concedida agencia de noticias Efe.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies