La justicia alemana deja en libertad condicional a Carles Puigdemont

Pacífico News | La justicia alemana deja en libertad condicional a Carles Puigdemont, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, en Alemania, ha descartado el delito de rebelión en la solicitud de extradición a España del ex-presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y lo ha dejado en libertad bajo fianza de setenta y cinco mil euros (75.000€) mientras que estudia la entrega. Sí admite el delito de malversación que asimismo le imputa la justicia de España, con lo que el proceso de extradición prosigue adelante y el expresidente catalán aguardará la resolución sobre su extradición, con la prohibición de salir de Alemania y la obligación de comparecer de manera semanal como medidas cautelares.

Los jueces alemanes rechazan además de esto que Puigdemont pueda ser víctima de prosecución política en España, tal como ha esgrimido la defensa para minar la petición de extradición.

La justicia alemana deja en libertad condicional a Carles Puigdemont

La resolución del tribunal, contra el criterio de la Fiscalía alemana, implicaría de entrada que Puigdemont no podría ser extraditado por el delito de rebelión que le imputa el Tribunal Supremo y, por este motivo, no podría ser juzgado en España por dicha conducta, conforme ha explicado el jurista Ignacio Gordillo en declaraciones radio televisión española.

Con respecto a la acusación de malversación, el tribunal alemán estima que puede ser aceptable, mas informa de que va a ser preciso aclarar más hechos y pedir información auxiliar. Además de esto, la defensa de Puigdemont podría recurrirla, en un recurso afín al amparo que existe en España frente al Tribunal Constitucional, conforme las fuentes citadas por Europa Press.

El Supremo no podría juzgarle por rebelión

Las consecuencias de esta resolución de la justicia alemana son trascendentales, por la diferencia de ser juzgado por último en España por rebelión, que acarrea penas de hasta veinticinco años de cárcel, o bien solo por malversación, con penas de 8 años, aparte de provocar una evidente diferencia con los líderes secesionistas que están en cárcel en España. Esto es, una parte del viejo Govern, incluyendo el vicepresidente Oriol Junqueras, como los ‘Jordis’, podrían ser juzgados por rebelión, mas no el expresidente de ese Govern, a quien el juez del Supremo considera primordial responsable.

Por esta razón, mientras que el Gobierno se restringe a enunciar su respeto a las resoluciones judiciales, el independentismo ha saludado esta resolución como un “enorme éxito” para su causa, un “trastazo” para el Estado de España o bien un “zasca” de la justicia alemana. Para el organizador de la defensa del expresidente catalán, Jaume Alonso Cuevillas, “al quedar desacreditados de este modo por la justicia de otro país”, los jueces españoles deberían cuestionarse su relato de la investigación.

Simultáneamente, el portavoz adjunto de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, remarcaba el “gran contraste” entre la justicia alemana que “aplica el derecho” y la de España, que actúa con “condenas anteriores”, y el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, ha subrayado que la causa contra Puigdemont y los líderes soberanistas “no se soporta desde la perspectiva de los estándares europeos”, con lo que ha pedido su fichero y la libertad de los presos.

Rechazada la “violencia” en el supuesto delito de rebelión

Conforme apunta la Audiencia de Schleswig-Holstein, “por motivos jurídicos” no puede admitir una extradición por rebelión conforme con el Código Penal de España, puesto que “los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania”.

A su juicio, el delito que podría ser comparable en Alemania, el de “alta traición”, no puede aplicarse pues no se cumple el requisito de la “violencia”, un punto de vista que ha sido central en la investigación en España del proceso independentista catalán y en la argumentación del Tribunal Supremo.

La percepción de “violencia” en los actos propiciados por la estrategia política en torno al referendo del 1-O, que para el juez del Supremo Pablo Llarena justifica la acusación del delito de rebelión a trece líderes independentistas y la cárcel temporal para la mayor parte de ellos, es así puesta en tela de juicio por la justicia alemana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies