El plan del PSOE para facilitar el voto inmigrante en futuras elecciones municipales

Pacífico News | El Partido Socialista (PSOE) pretende facilitar el derecho al voto de los inmigrantes en futuras elecciones municipales suprimiendo el requisito de reciprocidad y haciendo considerablemente más accesibles y veloces los trámites para ser residente.

La meta de los socialistas (PSOE) es que aumente racionalmente el número de inmigrantes que puedan votar en las elecciones municipales, para esto incluyen en su proyecto política migratoria una serie de medidas considerablemente más laxas que las presentes para facilitar el voto inmigrante.

Por una parte, pretenden que desaparezca el requisito de reciprocidad en la posibilidad de votar. Un segundo paso sería apresurar y facilitar los trámites para lograr la vivienda en España. De este modo, en unos pocos años aumentaría el número de inmigrantes con derecho a sufragio en los comicios municipales a futuro.

Los plazos que necesita este tipo de reformas van a hacer prácticamente imposible que un cambio de esta magnitud se apruebe ya antes de la primavera del próximo año (2019) cuando se realizaran las próximas elecciones municipales. Sin embargo servirá al Partido Socialista para amortizar a medio y a largo plazo la campaña mediática de apoyo a la entrada de inmigrantes en España queda empezado a causa de la llegada del navío Aquarius a España.

El plan del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) cuenta con múltiples puntos y todos figuran en su hoja de senda de cara al programa de actuación en inmigración. El primer punto de este plan ya se ha anunciado oficialmente por la parte del Gobierno. Y pasa por derogar de forma inmediata el R. D. ley 16/2012, de 20 de abril, “que impuso graves limitaciones en el reconocimiento y garantía eficaz del derecho a la salud para inmigrantes irregulares en este país”.

El PSOE tiene preparada su hoja de ruta para facilitar el voto de los inmigrantes en las municipales

Aunque el resto de puntos todavía no se han impulsado en público. Y entre esos objetivos se halla la supresión del “principio de reciprocidad del derecho de sufragio en las elecciones municipales de los extranjeros residentes en España”. Traducido: que si bien se trate de inmigrantes provenientes de países sin democracia, van a poder votar. Ese requisito afecta a muchos de los inmigrantes que llegan en los últimos meses a España.

Los socialistas, además de esto, pretenden “abordar una reforma de la nacionalidad por vivienda, intentando el máximo acuerdo, que incorpore una reducción sensible de los plazos máximos establecidos actualmente”. El plan lo que pretende es “la revisión de los presuntos de renuncia a la nacionalidad precedente y la valoración de la trayectoria de integración, y no se trate simplemente de un examen, como elemento preeminente en el momento de valorar las condiciones del acceso”. Esta relajación de los requisitos va a hacer que resulte considerablemente más fácil conseguir esa “residencia”, y, con ella, considerablemente más simple poder votar en las futuras municipales.

Para llenar el plan de entrada de inmigrantes, los socialistas insisten en “derogar la Predisposición Auxiliar de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, que pretende legalizar las llamadas “devoluciones en caliente” en el espacio fronterizo entre Ceuta y Melilla y el territorio del Reino de Marruecos” y “modificar el presente modelo de Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE)”.

La reforma de los CIE va a pasar por “tener en cuenta las circunstancias individuales y, de forma especial, el peligro de incomparecencia por carecer de domicilio o bien de documentación identificativa, las actuaciones del extranjero proclives a complicar o bien eludir la expulsión, como la existencia como condena o bien sanciones administrativas anteriores y de otros procesos penales o bien procedimientos administrativos sancionadores pendientes”. Además de esto, “para resguardar el carácter no penitenciario de los CIE, como los derechos de las personas internas, se examinará el Reglamento de funcionamiento y régimen interior, y se fortalecerán los medios que dejen el conveniente control judicial de los mismos”.

El resultado va a ser una mayor protección jurídica de los inmigrantes en CIE y, por consiguiente, y con mucha probabilidad, su salida a la calle frente a la imposibilidad de ser repatriados.

Y, en consecuencia, su posibilidad de terminar recibiendo la “residencia” y votar en una futuras elecciones municipales realizadas en España.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies