Según el Departamento de Seguridad Nacional los inmigrantes que serán deportados son:

Pacífico News | Este sábado fue filtrado a los medios un memorando firmado por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly. Se trata del reglamento de las órdenes ejecutivas sobre el muro y las urbes santuario del veinticinco de enero, por este motivo incluye cuestiones clave para aplicar la nueva política migratoria del presidente Donald Trump. Entre las cuestiones más relevantes, detalla una lista de prioridades con los extranjeros que van a ser deportados de forma acelerada:

Según el Departamento de Seguridad Nacional los inmigrantes que serán deportados son:




  1. Aquellos que han cometido crímenes o bien delitos graves.
  2. Aquellos indocumentados que fueron deportados y retornaron a E.U. sin autorización.
  3. Los indocumentados con orden de deportación final, si bien no hayan cometido delitos.
  4. Los indocumentados con orden de deportación final en ausencia o bien que asistieron a las cortes de inmigración para cumplir con sus citas frente a un juez.

El documento asimismo repite la orden de D. Trump de poner punto y final a la práctica de detener y liberar (catch an release), y que “todos y cada uno de los extranjeros sin autorización de permanencia van a ser detenidos, detenidos y procesados” por el DHS. Otra cuestión determinante es la supresión de todos las ventajas que existían para indocumentados, si bien se anuncia que se activarán beneficios para ciudadanos víctimas de indocumentados delincuentes.

Quiénes van a poder continuar

En contraste a los decretos sobre el muro en la frontera y las urbes santuario, que hacen hincapié en cuáles son los indocumentados que han de ser deportados, el memorando de Kelly mienta quienes no son una prioridad de expulsión para el gobierno. La lista incluye:

  1. Aquellos que el secretario del Departamento de Seguridad Nacional DHS, o bien a quien designe, en empleo de su discrecionalidad, detengan la deportación.
  2. Los extranjeros que consigan una orden de alivio o bien protección contra la deportación (congelan sus casos).
  3. Aquellas personas que, tras ser detenidas, el DHS determine que se trata de un ciudadano, residente legal permanente, asilado, asilado o bien tiene un estatus temporal válido en el país. (Aplica a aquellas personas detenidas y que no llevaban consigo identificación que pruebe su permanencia legal en el país).
  4. Los extranjeros que consigan libertad condicional.
  5. Aquellos que después de solicitar asilo hayan probado un miedo admisible y el proceso sigue.
  6. Los indocumentados adjudicatarios de la Acción Aplazada de dos mil doce (DACA) que no han cometido delitos.

Kelly cita en el memorando el Artículo doscientos treinta y cinco de la Ley de Inmigración (INA), que regula la inspección de extranjeros que piden la entrada a E.U., y aclara que todo individuo que llega al país, sea o bien no por un puerto de entrada, aun aquellos que son detenidos en el mar, se le considera como un demandante de admisión. En consecuencia, señala, está sujeto al cumplimiento de las reglas de admisibilidad y a ser inspeccionados por un agente federal del CBP, quien decide su entrada legal al país.

“Quiere decir que todo extranjero que viene o bien está en el país, el gobierno desea saber quién es, meterlo su identidad en una base de datos, y en el caso de los indocumentados, que sea un juez de inmigración quien decida si es aceptable o bien no, si puede quedarse o bien ha de ser deportado”, afirma Alex Gálvez, un letrado de inmigración que ejercita en Los Angeles, California.

Que dice la sección 235

La Sección doscientos treinta y cinco establece que todos y cada uno de los extranjeros han de ser inspeccionados, o bien en caso contrario van a poder ser deportados de USA. En lo que se refiere a los polizones, señala que no son seleccionables para continuar en el país.

Con respecto a los demandantes de asilo, el memo afirma que solo van a ser considerados para continuar aquellos que prueben un miedo verosímil a lo largo de la entrevista con un agente de la oficina de asilo del servicio de inmigración.

Kelly asimismo apunta que hasta el momento en que no se determine si un extranjero indocumentado va a ser deportado o bien no, va a ser detenido, y que el arresto va a impedir que los no autorizados para continuar en el país cometan crímenes. La privación de libertad, precisa, va a aumentar la probabilidad de que se cumplan las órdenes de deportación.

Gálvez explica que un paso esencial en el memorando es que desde este momento “los abogados podremos solicitarle a los jueces y los fiscales de inmigración que congelen los casos de deportación de forma indefinida a aquellos indocumentados que llevan tiempo y no tienen crímenes”.

“Esta práctica, actual sobre todo desde la publicación de las prioridades de deportación del presidente Barack Obama del veinte de noviembre de dos mil catorce, fue suspendida en las últimas 4 semanas. Mas empezando el martes, el primero de los días hábil tras el feriado de mañana, se va a poder pedir de nuevo este beneficio para congelar los procedimientos de deportación”, añadió.

Gálvez afirmó que conforme el memorando el gobierno “ya no considera como prioridad de deportación” a los indocumentados que no han cometido crímenes, “y los adjudicatarios van a poder pedir un permiso de trabajo y no vivir con el temor de que van a ser deportados de Estados Unidos”.

Las prioridades de Trump

El veinticinco de enero Trump mentó ciertos delitos que transforman en deportable a un indocumentado. La lista incluye a:

  1. Quienes hayan cometido actos que forman un delito penal imputable.
  2. Quienes hayan incurrido en fraude o bien tergiversación deliberada con relación a cualquier tema oficial o bien petición frente a un organismo gubernativo.
  3. Quienes hayan abusado de cualquier programa relacionado con la recepción de beneficios públicos.
  4. Quienes estén sujetos a una orden final de expulsión, mas que no han cumplido con su obligación legal de desamparar Estados Unidos; o bien
  5. Quienes a juicio de un funcionario de inmigración supongan un peligro para la seguridad pública o bien la seguridad nacional.

Asimismo mentó a quienes hayan sido condenados por cualquier delito incluso cuando dicho cargo no haya sido resuelto. Gálvez afirmó que en estos casos “van a ser los jueces de inmigración quienes tomen la resolución final”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies