Portugal a llevado hasta Bruselas su queja por el ATI de Almaraz

Pacífico News.- El Gobierno de Portugal ha presentado este lunes una queja formal por la decisión de las autoridades españolas de construir el Almacén Temporal Individualizado (ATI) en la Central Nuclear de Almaraz porque considera que no se ha evaluado el impacto ambiental transfronterizo entre los dos paises.




El pasado jueves, ecologistas y representantes de diferentes partidos portugueses se manifestaron en frente de la Embajada de España en Lisboa en queja por la instalación del almacén nuclear.

Entonces, una miembro del Congreso de los Diputados del Partido Socialista de Portugal, Helena Roseta, denunció que estas instalaciones suponen “una clara violación de una directiva comunitaria”, en tanto que Bruselas fuerza a efectuar una investigación del impacto ambiental transfronterizo en situaciones que afecten a los 2 lados de la frontera.

Desde el Partido Ecologista-Los Verdes (PEV), Heloísa Apolónia ha apoyado la protesta del Gobierno, mas arguye que esta debía haberse presentado ya antes.

El ministro portugués de Medio Entorno, Joao Matos, se reunió la semana pasada en la villa de Madrid con su análoga de España, Isabel García Tejerina, y tras el encuentro, solicitaría a la Comisión Europea que se pronunciara sobre el almacén, tras no lograr un pacto con España, país al que había pedido un informe sobre impacto transfronterizo del proyecto.

Respeto
Tras el anuncio, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital aseguró que respetaba la resolución del ministro portugués de Medio Entorno de asistir a la Comisión Europea y aguardaría la resolución de la Unión Europea.

“Respetamos la resolución de las autoridades portuguesas y esperaremos la resolución que tome la Unión Europea”, señalaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Aunque, precisaron que desde esta cartera no tenían nada nuevo que agregar.

Por su lado, la Comisión Europea ya adelantó la semana pasada, cuando todavía no había recibido la protesta, que Bruselas la examinará “cuiudadosamente” y que, en el caso de presentarse, solicitaría información a España para aclarar la situación.

“La Comisión está al tanto de las preocupaciones de las autoridades portuguesas. Hemos visto las informaciones en los medios y las declaraciones del ministro (portugués) sobre el encuentro a 2 bandas que, supuestamente, no fue concluyente. Aguardamos que el diálogo edificante pueda seguir en esta materia”, señalaba en una rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario para Medio Entorno, Enrico Brivio.

Preguntado por sobre quién recae responsabilidad de realizar un análisis de impacto, Brivio explicó que los análisis transfronterizos solo son obligatorios si hay un “impacto significativo” sobre el medioambiente o bien si está previsto que el almacén esté presente a lo largo de por lo menos diez años y esté construido en un sitio diferente al de la central.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies